Archivo de la categoría: Uncategorized

Play-Doh casero… ¿qué aprenden al hacerlo?

Soy una total convencida de que los niños aprenden siempre, de cualquier actividad, en todo lo que hacemos siempre hay algún aprendizaje. Nosotros, como papás también podemos aprovechar para irles ampliando la información, para introducir conceptos, para mostrarles cosas nuevas…

Ayer por la tarde hicimos Play-Doh pero no quiero centrar este post en cómo se hace sino en lo que se puede aprender al hacerlo.

Areas, habilidades, conocimientos que los niños pueden aprender y practicar:

  • Motricidad al manipular y servir los ingredientes
  • Seguir instrucciones
  • Volúmenes y fracciones: 1 taza, 1 cucharada, dos medias tazas forman una taza, etc.
  • Area sensorial por medio de las texturas de los ingredientes: la harina de maíz es más suave que la harina de trigo, la sal está en granos, el aceite es más viscoso que el vinagre.
  • Area sensorial por medio de los olores: el vinagre huele fuerte, la harina no tiene olor.
  • Area sensorial por medio de la vista: dependiendo de la cantidad de gotas de colorante que agreguemos será la intensidad del color de la masa.
  • Mezcla de colores: ¿qué color obtenemos al mezclar tal y tal color?
  • Resolución de problemas: si la mezcla nos quedó demasiado seca o demasiado líquida ¿qué podemos hacer?

¿Qué más pueden aprender/practicar?

Sopas de letras

Desde niña me han encantado las sopas de letras. Recuerdo que mi papá me compraba muy seguido varias revistas de crucigramas y sopas de letras.

Hace unos meses me empecé a preguntar cuándo podría compartir con Belén esta afición, pues poco a poco va leyendo mejor y con menos ayuda.

Recientemente le compramos unos cuadernitos de actividades – colorear, unir puntos, laberintos, identificar tamaños, hacer trazos, etc. – que le gustan mucho y ahí vienen unas sopas de letras ¡me emocioné cuando las vi!  Le propuse hacerlas y… ella no mostró el  mínimo interés. ¡Triste desilusión! 😉

Hace unos días, mientras estaba trabajando en sus libritos en compañía de papá, quiso hacer la sopa de letras y, para mi sorpresa, le resultó más fácil de lo que creí, además de que le gustó mucho.

Me acordé de un post que escribió mi amiga Laura Castellaro, directora de Aprende con Alas, para el blog de Aprendizaje Supraescolar, de Priscila Salazar, otra buena amiga… solamente hay que esperar el momento oportuno.

Aquí te comparto un video de Belén, muy concentrada, resolviendo una sopa de letras.

¿Cómo es un día típico?

portada-e-bookHace unos días mi amiga Priss Salazar de www.supraescolar.com  hizo esta pregunta a varias mamás que educamos a nuestros hijos sin escuela.

Sé que hay varias personas que se preguntan cómo transcurren los días de una familia homeschooler. Si quieres conocer más de nuestros días cotidianos, nuestras actividades, cómo nos organizamos, etc.  te recomiendo el mini e-book ilustrado: Un día típico viviendo sin escuela que escribió Priss.

En el podrás leer acerca de su propia experiencia cuando su papá decidió que ella y sus hermanas dejarían la escuela y también sabrás cómo es el día a día con sus tres hijos que se educan sin escuela.

La última sección incluye diferentes posts de mamás que tienen blogs. Ahí aparece este blog =)

Por supuesto, yo ya lo leí y he de decirte que ¡me encantó! Siempre es un gusto leer a Priss.

Lo que “deben” aprender

Los niños aprenden todo el tiempo. De lo que ven, de lo que escuchan, de nuestros comportamientos, de toda la gente con la que conviven.  Aunque lo tengo claro, no puedo evitar de vez en cuando sentir ansiedad, dudas, nerviosismo por lo que “debería” estar aprendiendo mi hija a sus 4 años.

¿Los meses del año? ¿Escribir los números? ¿Colorear sin salirse de la rayita?

Desde hace tiempo (ya lo había publicado en el blog) está interesada en los piratas y hace poco, por medio de su papá, conoció a Jack Sparrow y las películas de Piratas del Caribe.

Sobra decir que quiere ver la película todos los días y a veces, 2 veces diarias. El tema ver tele/películas/videos es un tanto conflictivo pero quise relajarme con este asunto y me he llevado una sorpresa: mi hija no está aprendiendo lo que “debería” aprender una niña de preescolar.

Viendo películas sobre piratas se está interesando en la Geografía. En el Día de Reyes le regalamos un rompecabezas que trae un poster  (el cual tengo disponible en mi tiendita Jugar y Aprender), el cual hemos pegado en la pared, y lo usa para ver “por dónde navegaban los piratas”.

rompecabezas-mapamundi

Ahora habla de Inglaterra, el mar Caribe, los barcos chinos, islas, mar abierto, doblones, moluscos, monstruos marinos… Además recientemente fuimos a San Juan de Ulúa y se la pasó genial imaginando la defensa contra los piratas, dónde colocaban los cañones y por supuesto, platicando y saltando con sus amigos imaginarios piratas.

Poco a poco va observando su mapa, pregunta qué es tal o cual dibujo, lo identifica, trata de leer los nombres de los océanos. También le hemos platicado de los corsarios, de los distintos tipos de barcos, los piratas que existieron.

Así pues, me he relajado y me ha quedado más claro aún que cuando educamos sin escuela los niños no siempre (me atrevo a decir que la mayoría de las veces) van aprendiendo lo que “deberían”; van aprendiendo cosas que tal vez no tienen nada que ver con los planes de estudio que llevarían en la escuela pero es un aprendizaje sin darse cuenta (a veces ni siquiera lo notamos nosotros, los papás). Van ahondando en los temas que les apasionan en ese momento y se puede aprovechar para ir explorando otras áreas, sin presionar ni imponer.

La próxima vez que me dé el “ataque de ansiedad” porque Belén no está aprendiendo lo que “debería” me acordaré de Jack Sparrow.

Ofrenda para los muertos

Siguiendo con el tema de Día de Muertos les comparto fotos de nuestra ofrenda; que es otra de las tradiciones en esta fecha.

Aunque la ofrenda que ponemos no es muy grande y le faltan muchas cosas (el arco de palma, tamales, chocolate, mole, aguardiente, entre otros) no queremos perder esta tradición.

Por esto y más disfruto educar en casa

Educar a mi hija sin escuela me ha dado muchas satisfacciones de todo tipo. Momentos como el que te comparto son un regalo extra.

Educar en casa es una decisión importante

Hace unas semanas que traigo unos pensamientos dando vueltas en la cabeza. Estoy percibiendo algo respecto a la educación sin escuela que no termina de gustarme.

He notado que cada vez hay más mámás (hasta ahora no sé de ningún papá) que quieren educar a sus hijos en casa pero – aquí viene el PERO- me parece que lo hacen por moda, porque mi amiga lo hace, porque parece muy padre, porque es diferente, porque mi bebé puede aprender muchas cosas, porque…

El educar en casa a un hijo es una decisión seria, es una decisión MUY importante. No es cualquier cosa, como decidir que hoy quiero empezar a hacer ejercicio y luego, si no tengo tiempo, lo dejo; lo retomo al siguiente mes o la próxima semana y no pasa nada; o al menos lo único que sucede es que no bajo esos kilitos que tengo de más.

Educar en casa es un proyecto importante que requiere un gran compromiso por parte de los padres, pues en ocasiones requiere que se tomen decisiones respecto a trabajo, organización familiar, cambios en las rutinas, muchas cosas.

Educar en casa no es jugar a la escuelita; es una decisión que deberíamos tomar por y para nuestros hijos, no para nosotros.

Educar en casa no es para que recibir admiración, para sentirnos en la onda alternativa, para presumir que a los dos años nuestro hijo juega ajedrez y sabe cálculo integral. No educamos en casa para enaltecer nuestro ego.

Veo que hay quienes se preocupan más por aspectos superfluos, por lo “externo”, por el material que necesitan comprar y por tener un espacio muy lindo y decorado. No digo que no se deba o que esté mal; de hecho, tener un lugar atractivo para trabajar, motiva a los niños, simplemente que no es lo más importante.

Últimamente he recibido varios correos y mensajes en Facebook de mamás preguntándome cómo empezar la escuela en casa… ¡con sus bebés! ¡Con los bebés no se hace escuela en casa! A los bebés se les acompaña mientras descubren el mundo, para ellos todo es nuevo, fascinante… cada día es una aventura.

Algunos de estos mensajes vienen de mamás que están interesadas en criar a sus hijos con apego y su reflexión es: “yo no voy a llevar a mi bebé a la guardería, voy a hacer homeschooling”. En este aspecto creo que se está desvirtuando el concepto de crianza respetuosa o con apego, porque el hacer escuela en casa con un bebé es el equivalente a “llévalo a la guardería para que espabile”.

Siempre he dicho que la crianza con apego no es un paquete “parto respetado/lactancia/colecho/pañales de tela/no vacunar…” y tal parece que ahora le quieren sumar el “homeschooling” a ese paquete.

Estas percepciones: el tomar a la ligera la decisión de educar en casa, el querer hacer escuela en casa con un bebé, el convertir la educación en casa en una competencia, el agregar el homeschooling al “pack crianza con apego”, me han hecho cuestionarme muchas cosas.

Sé que no soy la única que lo ha notado.

Si estás interesad@ en educar a tu hij@ sin escuela te invito a leer, a informarte, a aprender del tema, a tomar una decisión informada, a tomarte el tiempo necesario para encontrar tu estilo y, sobre todo, te animo a reflexionar, a definir tu proyecto, tu objetivo, a pensar muy bien por qué quieres educar a tu hij@ en casa… porque educar en casa es una decisión MUY importante.

Te recomiendo ampliamente que visites estos sitios de tres de mis amigas que han sido determinantes en este corto tiempo que llevamos educando sin escuela.